Un foro para hablar de lo humano y lo divino desde la ignorancia, pero una ignorancia exasperada.


No estás conectado. Conéctate o registrate

El hecho religioso

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 El hecho religioso el Lun 18 Jul 2016, 03:45

Vit


Admin
Bien, pues este primer post me gustaría dedicarlo a analizar el problema que plantea el hecho religioso en su pluralidad de manifestaciones. En efecto, los fenomenólogos de la religión, en su empeño por comprender los rasgos esenciales de las religiones, han llegado a plantear serios problemas en torno a la pretensión de verdad de cada una de ellas.

Admitiendo la definición de religión que da Velasco, esta consistiría principalmente en la relación que se establece entre el hombre y el misterio (él suele escribir este término con «M» mayúscula) presente en el núcleo de todas las religiones.

Sin embargo, la pregunta que se plantea es si este misterio, caracterizado como presencia activa trascendente e inmanente a y en todo, es sólo una abstracción de un anhelo antropológico o se puede decir que este misterio actúa efectivamente en todas las religiones, o sea, se trata de una presencia real en ellas.

Ver perfil de usuario http://desdelaignorancia.activo.mx

2 Re: El hecho religioso el Lun 18 Jul 2016, 13:02

Creo necesario comenzar, en primer lugar, por intentar definir cuál es el rasgo que caracteriza a todo ser humano en relación a la Trascendencia: un anhelo de Absoluto que supone una insatisfacción constante y un deseo de plenitud que consideramos como un Bien que está más allá de este mundo. En ese sentido, lo que Velasco denomina Misterio no estoy seguro si podría relacionarse con ese anhelo de Absoluto y búsqueda de un Bien perfecto. En todo caso, desde el catolicismo ese anhelo de Absoluto y ese Bien perfecto se equiparan a Dios, sin embargo, la cuestión sería cómo alcanza (y en qué medida o a través de qué medios) puede tener el ser humano un conocimiento de eso Absoluto y de ese Bien y, especialmente, en qué medida aquellos situados «fuera de la Iglesia» por pertenecer a otras religiones o por apartarse de ella pueden llegar a tener una experiencia de ese Absoluto y cómo se plasma o se encarna dicha experiencia.
Ese anhelo está inscrito en el corazón de todo hombre pero la forma en que se concreta difiere en cada religión: es la materia (el contenido) lo que prima frente a la forma (las distintas manifestaciones de ese Anhelo o del hecho religioso) o es la forma lo importante frente a un contenido determinado o ambas no pueden separarse?
Si donde hay Amor está Dios, parecería que en principio toda religión podría suponer una vía de acceso que conduzca a Dios, sin embargo, de ser eso así, ¿Qué sentido tendría ser católico, budista, judío, protestante o seguidor de Mahoma?
Tal vez estos primeros interrogantes ayuden a seguir reflexionando sobre esta cuestión.

Ver perfil de usuario

3 Re: El hecho religioso el Lun 18 Jul 2016, 14:28

Vit


Admin
Bueno, de hecho, en toda auténtica religión (dejo fuera toda forma de superstición, incluso la que se reviste de religiosidad) hay una pretensión de Absoluto. El problema es que parece que siendo el hombre un ser finito, su acceso a lo Absoluto tenga que ir necesariamente ligado a alguna mediación. Estas mediaciones son de tipo histórico, cultural, etc., y son inseparables del acceso a lo Absoluto como tal. Digamos que todos vivimos inmersos en trayectorias históricas de las cuales no nos podemos salir. Así que habría como una polaridad entre el polo Absoluto (Misterio) y el polo antropológico-cultural.

Ser católico, protestante, budista, etc., no serían más que distintas modalidades o caminos que la encarnación de lo Absoluto brinda al hombre para entrar en relación con Él.

En este sentido pueden presentarse dos posibilidades: o negar la condición de lo Absoluto (relativismo religioso) o negar la condición de lo humano-finito (fundamentalismo religioso). Es decir, o bien se niega la tensión a lo Absoluto, que nunca puede quedar reducida a la finitud; o bien se niega la finitud humana, confundiendo las mediaciones con lo Absoluto como tal.

El problema aquí se plantea por el hecho de que toda religión (quizá a excepción de las religiones místicas) tiene una pretensión de verdad absoluta. Jesucristo, por ejemplo, es el Mediador de todo hombre, es el Salvador de la humanidad.

Ver perfil de usuario http://desdelaignorancia.activo.mx

4 Re: El hecho religioso el Lun 18 Jul 2016, 23:23

Si lo entiendo bien, ¿Lo que denominas las distintas modulaciones que la encarnación del Absoluto adopta en la plasmación del catolicismo, budismo, judaísmo serían aspectos materiales secundarios frente a una forma (la búsqueda de ese Absoluto) que sería lo que tienen en común? Esa polaridad es la que creo que se puede definir en términos aristotélicos porque resulta inevitable el reconocimiento de una materia o contenido ( las trayectorias históricas en las que estamos instalados con sus mediaciones respectivas) y por otro es también inevitable la tendencia o anhelo de eso Absoluto como algo que forma o «conforma» intrínsecamente al ser humano. El problema es que el catolicismo tiene que asimir cómo dices que no es lo mismo la materia que la forma, es decir, no puede confindirse las mediaciones del Absoluto con lo Absoluto mismo (como creo que dices).

Ver perfil de usuario

5 Re: El hecho religioso el Vie 22 Jul 2016, 02:49

Vit


Admin
En todo caso, el Catolicismo lo que debe hacer es reconocer la inconmensurabilidad del Misterio que lo habita y no dar por zanjados los problemas que plantea el hecho de que la religión consista en una relación tan peculiar como lo es la del hombre con lo Absoluto. La Iglesia no puede (ni debe) renunciar a anunciar a Cristo como mediador universal, pero esto debe hacerlo con temor y temblor ante el Misterio que le sobrepasa inmensamente y en el que consiste fundamentalmente su anuncio.

Hoy este anuncio se enfrenta a dos obstáculos ya aludidos en mi anterior mensaje. El primero consistiría, como comentaba, en la negación de lo Absoluto en tanto que tal, bien porque se rechace su existencia o bien porque se niegue la posibilidad de entrar en relación con Él, siquiera como tensión focal. En ambos casos, sólo queda la multiplicidad. Las diversas culturas estarían las unas separadas de las otras en compartimentos estancos e incomunicadas. No hay nada que anunciar porque nada hay más allá del relato que configura tal cultura. A lo más que se puede llegar es a influencias, trasvasamientos, etc., pero no a un verdadero encuentro entre las diferentes culturas y sus universos de mediaciones. Es la posición relativista tan presente hoy en los países «desarrollados». Cada cual tiene su religión, sus creencias... su verdad; por lo tanto, todo anuncio es en realidad proselitismo, propaganda... manipulación.

El segundo obstáculo sería la negación del polo finito y antropológico de la relación con lo Absoluto. En este caso, se obvia que el Misterio se hace presente justamente a través de mediaciones que dependen en buena medida del contexto cultural que sea. Se da entonces una univocidad. Todos deben aceptar el mismo universo de mediaciones, el Revelado, y cualquier otro es directamente falso. Se da aquí una inmanentización de lo Absoluto. Es la posición que se encuentra hoy en el fundamentalismo islámico o en otros períodos de nuestra historia europea. En este caso no hay un verdadero anuncio, sino una imposición que anula al destinatario.

Ahora me pregunto si estos dos elementos están debidamente contemplados en todas las religiones por igual.

Ver perfil de usuario http://desdelaignorancia.activo.mx

6 Re: El hecho religioso el Vie 22 Jul 2016, 14:39

No todas las religiones tienen una «autoconciencia» tan marcada como el cristianismo o como el catolicismo para someter a «crítica» sus propios postulados o premisas o los fundamentos de su fe y mucho menos revisan o cuestionan el devinir histórico de su fe y, sin embargo, esto último es decisivo para el anuncio de Cristo.
La tensión que desde siempre experimentó los Padres de la Iglesia entre el Logos griego (eterno) y la novedad absoluta de un Dios-Amor que se hace hombre para acontecer en la historia es un elemento que diferencia al cristianismo del resto de religiones que, por ese mismo rasgo diferenciador, no se encuentran en un mismo plano o nivel aunque en todas exista esa tensión hacia lo Absoluto o se presente el Misterio como algo incomensurable.

Ver perfil de usuario

7 Re: El hecho religioso el Sáb 23 Jul 2016, 15:33

Creo que desde el neoplatonismo en general o la obra de Dionisio Aeropagita puede comprenderse adecuadamente el problema sobre el hecho religioso y la tensión entre lo Absoluto y las diversas mediaciones. Intentaré explicarme aludiendo al sustrato común que la «mística» escolástica compartía con la tradición platónica, neoplatónica y aristotélica: la semejanza divina de la razón, la iluminación del logos a través del conocimiento espiritual y, en definitiva, la participación en la vida divina por medio de la contemplación teórica. En San Agustín puede apreciarse tales elementos, sin embargo, será a partir del siglo XIII cuando mediante la recepción del neoplatónico Proclo se suscitan nuevos debates en torno al problema del Uno o cómo pensar lo Infinito. Por ejemplo, Dionisio siguiendo a Plotino considera que lo Uno Divino no se le puede atribuir ningún otro predicado (ser, pensamiento o amor) ya que entonces se introduce multiplicidad. Sin embargo, había que considerar como inevitables los atributos contenidos, por ejemplo, en la Biblia y para ello se tenía que tener muy claro que esos atributos únicamente son Descripciones o Manifestaciones del Uno pero en ningún modo el Uno mismo. En otras palabras, no pueden confundirse las diversas manifestaciones o mediaciones del Absoluto o del Misterio con el Misterio en sí mismo.
La denominación que mejor se ajusta al Uno es la de Bien según Dionisio (siguiendo claramente a Platón). En ese sentido, afirma también como Platón que el Bien o el Uno está Más Allá del Ser y del pensamiento. En consecuencia, del Uno no puede decirse «nada» al menos desde la «teología negativa» defendida por Dionisio. Esa expresión sólo significa que hay una inadecuación entre todas nuestras denominaciones y categorías- basadas en la multiplicidad y la contraposición- y la unidad divina. Por todo lo dicho, la doctrina del Uno divino obliga a repensar el Contenido (materia) de verdad que corresponde a las múltiples imágenes sensibles no sólo que aparecen en la Biblia sino también a las diversas mediaciones de ese Absoluto ya que estas son «símbolos» de lo inefable o del Misterio. Por ello, todos los acontecimientos de la revelación y de la encarnación y de los sacramentos son interpretados como a Teofanias sin ser confundidas con lo Uno o con el Misterio. (Esto es Dionisio y creo que también Velasco en buena medida).

Ver perfil de usuario

8 Re: El hecho religioso el Mar 31 Ene 2017, 08:45

Vit


Admin
¿Pero entonces qué significa la expresión "el que me ve a Mí ve al Padre"?

Ver perfil de usuario http://desdelaignorancia.activo.mx

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.